Preguntas?
1-888-447-0948

Usted puede no obtener los mismos ni similares resultados. Abogados en Orlando Fl. Martinez Manglardi

Errores hospitalarios

Abogados errores hospitalarios de Florida central

Miles de residentes de Florida se atienden en hospitales en todo el estado. Nosotros dependemos de que los hospitales proporcionen la atención médica de mejor calidad cuando más la necesitamos. Sin embargo, los errores hospitalarios son una de las primeras causas de enfermedades y lesiones entre nuestros residentes más vulnerables; y cuando hay errores en un centro de atención médica, los resultados pueden ser trágicos. Los hospitales son centros complejos que atienden a cientos o miles de pacientes cada día. No es sorprendente que dichos centros sean la parte institucional demandada con mayor frecuencia en los reclamos de seguros por mala praxis médica.

El equipo legal de Martinez Manglardi ha venido representando a las víctimas en Florida desde 1988. Nuestros abogados quienes atienden los casos de errores hospitalarios de Florida central asesoran a residentes de Florida Central, incluyendo Orlando, Apopka, Condado de Orange, Condado de Seminole, Kissimmee, Condado de Osceola y otras ciudades y condados en Florida. Hemos recuperado cientos de millones de dólares en veredictos y conciliaciones para nuestros clientes y estamos preparados para poner nuestra experiencia a trabajar para usted.

Un estudio reciente de California resalta exactamente cuán real es el riesgo de errores hospitalarios. El estudio, que cubrió un período de 10 meses desde julio de 2007 a mayo de 2008, mostró que al menos 100 pacientes al mes resultaban dañados por acontecimientos hospitalarios adversos y evitables. Los informes de daños fueron alarmantes: 4 66 pacientes desarrollaron escaras que les pudrieron hasta el hueso o el músculo. Otros 145 pacientes tuvieron objetos extraños dentro de ellos luego de una cirugía, y 34 murieron bajo los efectos de la anestesia. En 41 cirugías, los médicos realizaron el procedimiento equivocado; u operaron al paciente o parte del cuerpo equivocada.

Los errores hospitalarios pueden ocurrir virtualmente en cualquier intervención, pero algunos de los más comunes incluyen:

  • Errores quirúrgicos.
  • Diagnósticos tardíos o no identificados (para mayor información, vea Diagnósticos Incorrectos)
  • Errores en el trabajo de parto y alumbramiento
  • Errores de anestesia
  • Altas inadecuadas de pacientes
  • No dar instrucciones después de operaciones a los pacientes
  • Errores de medicamentos (para mayor información, vea Errores de farmacia)

Algunos de los errores de medicamentos más comunes en los hospitales involucraron a los pacientes más pequeños. En los hospitales de Texas, California e Indianápolis, los bebés prematuros fueron dañados gravemente, y en algunos casos murieron, luego de recibir una sobredosis del diluyente de sangre Heparina. El anticoagulante es administrado usualmente a los bebés prematuros para prevenir los coágulos de sangre en el catéter, pero una sobredosis puede causar una hemorragia interna. El error en la dosis ocurrió porque los bebés estaban recibiendo la versión de adultos del medicamento, en vez de la versión pediátrica. Las ampollas para adultos y pediátricas tienen un envase muy similar, lo que pudo haber contribuido al error mortal.

Los bebés no son los únicos pacientes afectados por los errores en los hospitales. El Instituto de Medicina de las Academias Nacionales calcula que aproximadamente millón y medio de pacientes son víctimas de los errores hospitalarios cada año. Usualmente, la sala de emergencias colmada es un lugar clave donde ocurren errores cuando el personal médico debe tomar decisiones rápidas para determinar la urgencia de la condición de cada paciente. Algunos de los errores más comunes en la sala de emergencias incluyen:

  • Confundir los síntomas de ataques al corazón por condiciones menos graves como acidez, lo que causa que se dé de alta a los pacientes con una receta médica para antiácidos en vez de un diagnóstico preciso. Las víctimas de ataques al corazón también pueden quedarse esperando en una sala de emergencias llena, cuando los minutos pueden tener un impacto crucial.
  • El diagnóstico incorrecto de los síntomas porque el paciente no fue atendido por un médico. El personal médico menos capacitado probablemente no esté equipado para distinguir entre dolencias comunes y condiciones potencialmente fatales. Para mayor información, vea Diagnósticos incorrectos
  • No pedir las pruebas necesarias o no leer los resultados. En circunstancias ocupadas o cargadas de estrés, un médico de la sala de emergencias podría no hacer las pruebas consideradas rutinarias, lo que causaría que una lesión o enfermedad no sea detectada.
  • Personal insuficiente. Cuando no hay suficientes enfermeros para supervisar los signos vitales o responder a los pacientes, o cuando no hay suficientes médicos para atender a todos los pacientes urgentes oportunamente, las lesiones o enfermedades pueden empeorar rápidamente.
  • Procedimientos inadecuados. Los hospitales tienen procedimientos muy específicos para manejar los medicamentos, instalar equipos de seguridad y mantener las normas de higiene. En situaciones de urgencia, se pueden obviar pasos importantes.

 

Si usted o uno de sus seres queridos ha su frido una enfermedad o lesión grave debido a un error en el hospital, el hospital que cometió el error debe hacerse responsable y usted puede tener derecho a una indemnización financiera. En Martinez Manglardi, nuestros abogados dedicados a los casos de mala praxis médica de Orlando están de su lado y podemos ayudarlo a tomar decisiones informadas sobre su reclamo de errores hospitalarios. Nuestros casos son manejados por un equipo de profesionales, incluyendo enfermeros, médicos, ingenieros y abogados en errores hospitalarios. Mostros ofrecemos consultas gratuitasen su hogar, en el hospital o en nuestras oficinas. No cobramos costos ni honorarios a menos que ganemos. Comuníquese con nosotros hoy en cualquiera de nuestros locales en Florida en Orlando, Kissimmee o Apopka llamando al 1-888-337-3246 o a través de nuestro formulario de contacto en línea.

 

Contáctenos